30 de septiembre de 2010

Nuestra felicidad, también tenía fecha de caducidad.

2 comentarios:

  1. Es algo muy cierto, a veces las cosas se terminan.
    Un beso inmenso cielo.

    ResponderEliminar