3 de abril de 2011


Llueve. Y hoy más que nunca me acuerdo de ti. De tus besos. De ese rincón. De esas tardes a escondidas de todo el mundo. Besándonos. Hasta desgastar nuestros labios. Sin importarnos el tiempo. Ni la gente. Esos momentos en los que solo existíamos tú y yo. Los dos. Solos. Sonriendo. Soñando. Abrazándonos. Y ahora, todo da igual. Mis recuerdos se van poco a poco y no hay nada que puedas hacer para impedirlo. Solo te pediré una última cosa. Nunca olvides esos días. Esos pequeños detalles. Por favor, nunca me olvides a mí. Nunca olvides que supe hacerte feliz. Que te quise como a nadie. Nunca olvides que fui única para ti. Tanto como tú lo fuiste para mí.

6 comentarios:

  1. Te sigo Marina!:)
    Qué bonito tu blog, me encanta!:)
    un besito!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Marina! Me encanta tu blog, enserio! :) Te sigo! Os dejo aquí mi blog por si os queréis pasar y seguirme! :D http://lastijerasgananalpapel.blogspot.com/
    Un beso(:

    ResponderEliminar
  3. Hola, íntimo blog,profundas entradas,si te gusta la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    buen lunes lunero, gracias, besos de salero..

    ResponderEliminar
  4. aaay me encata. Además, recordadr sin rencores, me gusta, me gusta.jeje

    un besito!=)

    ResponderEliminar